Museo de la Virgen

Hay quien dice que, en Elche, Dios es un pariente cercano de la Maredéu. Esta afirmación, sin duda exagerada, pero muy gráfica, revela la profunda devoción de los ilicitanos por la Virgen de la Asunción, cuyo museo está ubicado junto a la capilla de la Comunión de la basílica de Santa María, por cuya antigua puerta se accede.

En él se narra, a través de piezas escultóricas, pictóricas, de orfebrería y de una rica colección de textiles, la historia de la imagen de la patrona de la ciudad, cuya devoción fue introducida en el siglo XIII por el rey Jaime I el Conquistador.

Venida por mar

La hermosa leyenda cuenta que el 29 de diciembre de 1370 llegó a una de las playas de Elche un arca en cuyo interior venían la imagen de la Maredéu y la consueta, o partitura, del Misteri d’Elx, que había de representarse en su honor.

El fervor de los ilicitanos ha dado lugar a lo largo de los siglos a numerosas y valiosas donaciones: mantos, vestiduras, coronas, joyas, muebles e inmuebles, que forman el rico patrimonio de la Virgen, que ahora es posible conocer.

El punto central del Museo de la Virgen está dedicado a la dormición de María, que se evoca en la Festa, o Misteri d’Elx, con el gran lecho de ébano y plata del siglo XVII, magnífica muestra de orfebrería portuguesa, en el que descansa la imagen de la patrona entre el 15 y el 22 de agosto, durante su novenario.

Primera referencia del Misteri

Entre las piezas más señaladas destacan los mantos azul y morado, traídos desde Roma en 1795; el manto de las Conchas, diseñado por el archivero e historiador Pedro Ibarra en 1917; el terno del obispo José Tormo (1784), así como la corona imperial y un copón, ambos del orfebre Fernando Madrid (siglo XVIII).

Tres obras del siglo XVI constituyen los objetos más antiguos del museo: la cabecera de la cama procesional de la Virgen, con la que sale a hombros de judíos y apóstoles en la procesión del entierro, el 15 de agosto y el 1 de noviembre (los años pares); una arqueta-ostensorio de plata dorada y el testamento de Isabel Caro con la referencia más antigua al Misteri: el facsímil de un pergamino de 1523 con las cláusulas testamentarias de esta dama, entre las que se citan donaciones para una “grandísima fiesta” que se hace en Santa María el día de la Virgen de la Asunción.

Horario

Martes a sábado, de 10.00 a 14.00 y de 15.00 a 18.00.
Domingos y festivos, de 10.00 a 14.00.

 

*Información extraída de visitelche.com